Este sitio en la red pretende ser un lugar de encuentro entre cuantos nos preocupamos por el futuro de los parajes más notables de la naturaleza. Creemos posible conseguir un desarrollo sostenible. De todo eso queremos hablar los abajo firmantes (*), y también acoger en estas páginas virtuales los comentarios y opiniones de los interesados en estas comarcas castellanas. Así es que, amigos y amigas, entren en este sitio y lean y escriban sobre sus preocupaciones y esperanzas.

lunes, 21 de diciembre de 2009

La traca final


DIMES Y DIRETES

Lo he visto en Google así que tiene que ser verdad. La subida a la Bola del Mundo, por una pista de acceso en pleno monte, será la «traca final» (sic) de la Vuelta Ciclista a España 2010. Dice la noticia que tal maravilla les parecía a los organizadores algo imposible de alcanzar. Pero, ya lo ven, al final lo han logrado. Y es que con tesón, inteligencia y buenos amigos todo se consigue. Algunas inquietudes debieron asaltar a nuestras autoridades medioambientales sobre la pertinencia de autorizar una etapa ciclista en uno de los picos emblemáticos del futuro Parque Nacional pero las superaron con facilidad. Un día es un día, debieron de pensar, así que adelante con la serpiente multicolor pedaleando alegre y vistosa por el paisaje guadarrameño que Machado contemplaba en sus tardes madrileñas. Qué gran idea, qué gran hazaña, ¿cómo no se nos había ocurrido antes?

Quizás sintieron, por un momento, el susto de la Sierra... Pero hicieron cuentas: hay más aficionados al ciclismo que ecologistas. Y aquí estamos, con la gran idea convertida en una realidad. La «traca final» de la vuelta será poco menos que la «traca inaugural» de la recuperación del desdichado Puerto de Navacerrada que proclamó la Presidenta a bombo y platillo en el último debate sobre el estado de la región. Peor comienzo imposible. La Bola del Mundo ya estaba lo suficientemente machacada con ese enorme Pirulí -que ya no sirve para nada- y esas pistas que destrozaron sus laderas de forma ignominiosa. En vez de hacerlas desaparecer se convierten ahora en un velódromo. Que disparate. Los ciclistas sufrirán más para alcanzar la meta. Los amantes de la Sierra sufriremos más por el atentado al paisaje. La «cumbre» sufrirá en silencio esta traca final que no es sino un tajo más... Quizás de eso se trate: el sufrimiento a cambio de cuantiosos dividendos.

Antonio Sáenz de Miera

Presidente de Amigos del Guadarrama

ABC.es

Opinión (lunes 21 de diciembre de 2009)

domingo, 13 de diciembre de 2009

NOTA SOBRE LA SOLICITUD DE CONSTRUCCION DE 9 PARQUES EÓLICOS EN SEGOVIA, A LO LARGO DEL CORREDOR DE LA N-110, FALDA DE LA SIERRA DE GUADARRAMA, FUTURO PARQUE NACIONAL


En el B.O.C.yL. del 26 de agosto 2009, se publicaban nueve anuncios de “información pública” (expedientes PE-29/30/31/32/33//34/35/36 y 37) relativos a la solicitud de autorización administrativa para la instalación de sendos parques eólicos y para la presentación de proyectos en competencia.

Cada uno de los 9 parques consta de 25 aerogeneradores de 2.000 kW de potencia cada uno, con unas dimensiones de unos 60-100 m de altura de torre del rotor y un diámetro de palas de unos 80-90 m, lo que supone una altura máxima desde el suelo hasta la punta de la pala de hasta 150 m. La potencia total instalada sería de 450 MW, equivalente a un grupo de máxima potencia de una central térmica moderna, siendo necesarias instalaciones accesorias a los parques como son centros de transformación, tendidos eléctricos, además de pistas de acceso a cada uno de los aerogeneradores.

La situación de los parques solicitados es, desde el punto de vista ambiental, EXTREMADAMENTE SENSIBLE. Los emplazamientos de los parques cuya autorización se solicita se encuentran a lo largo de la falda de la vertiente norte de la Sierra de Guadarrama, siguiendo el corredor de la carretera N-110, desde los alrededores de Segovia en el Espirdo hasta las cercanías de Prádena.

Fuente: Asociación ecologísta CENTAUREA (http://www.centaurea-ae.org/)

Se trata de un territorio de una calidad ambiental y paisajística excepcional, sobre cuyos valores se han ido estableciendo diversas figuras de protección (Zonas de Especial Protección para las Aves y Lugares de Interés Comunitario, ambas integrantes de la Red Natura 2000, áreas de singular valor ecológico, paisajes valiosos, lugares de interés natural), que han desembocado en la elaboración por parte de la Junta de Castilla y León del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de lo que será el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, en coordinación con la Comunidad de Madrid.

1. TRAMITACIÓN ADMINISTRATIVA

En primer lugar, en relación con la tramitación administrativa de la autorización, el Decreto 189/1997 por el que se regula el procedimiento para la autorización de las instalaciones de producción de electricidad a partir de la energía eólica establece en su artículo 5º, apartado 3, que “los proyectos de instalaciones de aerogeneradores o parques eólicos se someterán al procedimiento de evaluación ambiental cuando así lo establezca la normativa vigente”.

Si bien la legislación autonómica sobre evaluación ambiental, la Ley 11/2003, de 8 de abril, de Prevención Ambiental de Castilla y León, y las modificaciones posteriores (Ley 3/2005, Decreto 70/2008 y Ley 1/2009), no recoge en sus anexos los parques eólicos como proyectos a someter a evaluación de impacto ambiental, ni tampoco lo hace la legislación estatal desarrollada en la citada normativa autonómica, en el Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos, se recoge:

- En el anexo I, de los proyectos públicos o privados que deberán someterse EN TODO CASO a una evaluación de impacto ambiental en la forma prevista en la ley (Artículo 3, apartado 1), aparece:

• Grupo 3. Industria energética, i) Instalaciones para la utilización de la fuerza del viento para la producción de energía (parques eólicos) que tengan 50 o más aerogeneradores, o que se encuentren a menos de 2 kilómetros de otro parque eólico.

• Grupo 9, Otros proyectos, b) los siguientes proyectos correspondientes a actividades listadas en el anexo I que, no alcanzando los valores de los umbrales establecidos en el mismo, se desarrollen en zonas especialmente sensibles, designadas en aplicación de la Directiva 79/409/CEE del Consejo, de 2 de abril de 1979, y de la Directiva 92/43/CEE, del Consejo, de 21 de mayo de 1992, o en humedales incluidos en la lista del Convenio de Ramsar: 9) Parques eólicos que tengan más de 10 aerogeneradores.

- En el anexo II, de los proyectos públicos o privados que deberán someterse a una evaluación de impacto ambiental en la forma prevista en la ley, CUANDO ASÍ LO DECIDA EL ÓRGANO AMBIENTAL en cada caso (Artículo 3, apartado 2.a), aparece: Grupo 4, Industria energética, h) Parques eólicos no incluidos en el anexo I.

- Además, deberán someterse a una evaluación de impacto ambiental en la forma prevista en la ley, cuando así lo decida el órgano ambiental en cada caso, los proyectos públicos o privados no incluidos en el anexo I que pueda afectar directa o indirectamente a los espacios de la Red Natura 2000 (Artículo 3, apartado 2.b).

Por otro lado, se añade como nota al final de ambos anexos la siguiente aclaración: “Nota: el fraccionamiento de proyectos de igual naturaleza y realizados en el mismo espacio físico no impedirá la aplicación de los umbrales establecidos en este anexo, a cuyos efectos se acumularán las magnitudes o dimensiones de cada uno de los proyectos considerados”.

El Real Decreto Legislativo 1/2008 (disposición final primera) tiene carácter de legislación básica de protección del medio ambiente al amparo de lo dispuesto en el artículo 149.1.23.ª de la Constitución, por lo que es de aplicación en el presente caso.

Así pues, parece evidente que ya sea considerando una sola actuación de 9 parques eólicos o considerados individualmente, el proyecto DEBE someterse al procedimiento de evaluación ambiental, ya que hay una afección directa sobre espacios de la Red Natura 2000 y sobre especies de las Directivas 92/43/CEE “hábitats” y 79/409/CEE “aves”; y, en cualquier caso, así lo debiera considerar por el más elemental principio de precaución el órgano ambiental del procedimiento, en este caso la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León, en virtud de lo establecido en el Artículo 4, apartado 2, del RDL 1/2008.

En virtud del artículo 2 del Real Decreto Legislativo 1/2008 y del artículo 31 de la Ley 30/1992 de de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, cabe solicitar al órgano sustantivo, el Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo de la Junta de Castilla y León en Segovia, la consideración de parte interesada, en tanto que “aquellos cuyos intereses legítimos, individuales o colectivos, puedan resultar afectados por la resolución y se personen en el procedimiento en tanto no haya recaído resolución definitiva”.

Por último, cabe recordar las precauciones y garantías que establece la legislación comunitaria sobre Red Natura 2000, Directivas 92/43/CEE “hábitats” y 79/409/CEE “aves” y sus modificaciones y ampliaciones posteriores, integradas en el ordenamiento jurídico del estado español por la recientemente promulgada Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, que establece en su artículo 45, sobre medidas de conservación en la Red Natura 2000:

2. Igualmente las administraciones competentes tomarán las medidas apropiadas, en especial en dichos planes o instrumentos de gestión, para evitar en los espacios de la Red Natura 2000 el deterioro de los hábitat naturales y de los hábitat de las especies, así como las alteraciones que repercutan en las especies que hayan motivado la designación de estas áreas, en la medida en que dichas alteraciones puedan tener un efecto apreciable en lo que respecta a los objetivos de la presente ley.

3. Los órganos competentes deberán adoptar las medidas necesarias para evitar el deterioro o la contaminación de los hábitats fuera de la Red Natura 2000.

4. Cualquier plan, programa o proyecto que, sin tener relación directa con la gestión del lugar o sin ser necesario para la misma, pueda afectar de forma apreciable a los citados lugares, ya sea individualmente o en combinación con otros planes o proyectos, se someterá a una adecuada evaluación de sus repercusiones en el lugar, que se realizará de acuerdo con las normas que sean de aplicación, de acuerdo con lo establecido en la legislación básica estatal y en las normas adicionales de protección dictadas por las Comunidades autónomas, teniendo en cuenta los objetivos de conservación de dicho lugar. A la vista de las conclusiones de la evaluación de las repercusiones en el lugar y supeditado a lo dispuesto en el apartado 5 de este artículo, los órganos competentes para aprobar o autorizar los planes, programas o proyectos solo podrán manifestar su conformidad con los mismos tras haberse asegurado de que no causará perjuicio a la integridad del lugar en cuestión y, si procede, tras haberlo sometido a información pública.

5. Si, a pesar de las conclusiones negativas de la evaluación de las repercusiones sobre el lugar y a falta de soluciones alternativas, debiera realizarse un plan, programa o proyecto por razones imperiosas de interés público de primer orden, incluidas razones de índole social o económica, las Administraciones Públicas competentes tomarán cuantas medidas compensatorias sean necesarias para garantizar que la coherencia global de Natura 2000 quede protegida.

6. En caso de que el lugar considerado albergue un tipo de hábitat natural y/o una especie prioritaria, señalados como tales en los anexos I y II, únicamente se podrán alegar las siguientes consideraciones:

a) Las relacionadas con la salud humana y la seguridad pública.

b) Las relativas a consecuencias positivas de primordial importancia para el medio ambiente.

c) Otras razones imperiosas de interés público de primer orden, previa consulta a la Comisión Europea.

La existencia tanto de espacios de Red Natura, directa o indirectamente afectados por los parques eólicos solicitados, como de especies (singularmente el águila imperial ibérica), hace que este artículo sea de aplicación en este caso.

2. SINGULARIDAD AMBIENTAL DEL TERRITORIO QUE RESULTARÍA AFECTADO

Aparte de las consideraciones de singularidad ambiental recogidas en la legislación de ordenación territorial y en el P.O.R.N. del futuro Parque Natural y Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, lo más destacable, desde el punto de vista de la vulnerabilidad ante las actuaciones previstas (parques eólicos de aerogeneradores de 2MW y hasta 150 m de altura), son determinadas especies de avifauna y de quirópteros.

La Z.E.P.A. y el L.I.C. de la Sierra de Guadarrama fueron propuestos, entre otros valores, como se detalla en el formulario oficial del espacio, por la importancia de esta zona para varias especies de aves rapaces, singularmente el águila imperial ibérica (Aquila adalberti), endemismo ibérico, y especie en peligro de extinción, tal como recoge el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Además del águila imperial, con 5 parejas en la zona, de importancia a nivel regional (supone el 33% de la población total castellano-leonesa), otras especies de aves amenazadas presentes en la zona son el buitre negro (Aegypius monachus), con 51 parejas, con importancia a nivel regional (supone el 24% de la población total nidificante en Castilla y León), el milano real (Milvus milvus), con 37 parejas en 1999, especie en progresivo declive, el alimoche (Neophron percnopterus), etc.

Además de las aves, en el formulario oficial del espacio se detalla la presencia de varias especies de quirópteros, también incluidas en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, concretamente: Rhinolophus ferrum-equinum, Rhinolophus euryale, Myotis blythii, Barbastella barbastellus, Miniopterus schreibersi, Myotis emarginata, Myotis bechsteini y Myotis myotis.

La designación del espacio como integrante de la Red Natura 2000 ha sido aprobada por la Decisión 2009-95-CE del Consejo, por la que se adopta, de conformidad con la Directiva 92/43/CEE del Consejo, una segunda lista actualizada de lugares de importancia comunitaria de la región biogeográfica mediterránea.

De acuerdo con la cartografía básica del P.O.R.N. del P.N. de la Sierra de Guadarrama, los parques eólicos para los que se ha solicitado autorización se encuentran en una zona de especial importancia para el águila imperial, algunos de ellos dentro y otros en las inmediaciones y entre ZONAS CRÍTICAS para la especie, ya sea por nidificación o por tratarse de zonas de dispersión juvenil, caza y campeo:





En el Decreto 114/2003, de 2 de octubre (B.O.C. y L. nº 195, 8 de octubre de 2003) por el que se aprueba el Plan de Recuperación del Águila Imperial Ibérica y se dictan medidas para su protección en la Comunidad de Castilla y León, además de establecer las zonas críticas, establece las áreas sensibles y la zona de influencia del Plan de Recuperación, en el interior de la cual se pretenden instalar los parques eólicos:


De acuerdo con el contenido del Plan de Recuperación, uno de los objetivos es disminuir la mortalidad no natural de la especie, para lo que la Junta de Castilla y León se impone una serie de acciones prioritarias, entre ellas la PROHIBICIÓN DE PARQUES EÓLICOS EN ÁREAS CRÍTICAS:

Está documentado que los parque eólicos suponen una seria amenaza por muerte directa por colisión para grandes aves rapaces, aunque también son causa de gran cantidad de muertes de todo tipo de aves y murciélagos.

Así pues, la ubicación de una serie de parques eólicos, en sucesivas barreras de alineaciones de aerogeneradores de hasta 150 m de altura y hasta 90 m de envergadura, en el interior de zonas críticas para el águila imperial o en las zonas situadas entre ellas, todos dentro de la zona de presencia de la especie y de la zona de influencia del Plan de Recuperación, supone una amenaza y un EVIDENTE RIESGO DE MUERTE DIRECTA DE EJEMPLARES.

3. CONCLUSIONES

- Alguno de los parques eólicos solicitados se encuentran en el interior de zonas críticas para el águila imperial ibérica, por lo que, de acuerdo con las acciones prioritarias del Plan de Recuperación de la especie (Decreto 114/2003), no deben ser autorizados, y ni tan siquiera debieran haber sido admitidos a tramitación.

- Dada la importancia para diversas especies de aves y quirópteros de la zona en la que se proponen los parques eólicos, tanto las zonas incluidas en los diversos espacios protegidos, como en sus inmediaciones, el propio órgano sustantivo debiera, por el más elemental principio de precaución, desestimar la tramitación de los mismos.

- De acuerdo con lo establecido en la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, la administración competente en materia de medio ambiente, en este caso la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León, deberán evitar las alteraciones que repercutan en las especies que hayan motivado la designación de los espacios de Red Natura 2000, por lo que deberían informar desfavorablemente en el procedimiento administrativo de autorización de los parques eólicos solicitados.

- Del mismo modo, de acuerdo con lo establecido en la Ley 42/2007 y en el Real Decreto Legislativo 1/2008 del texto refundido de evaluación de impacto ambiental, en el caso de que el procedimiento de autorización continúe, la administración competente en materia de medio ambiente deberá exigir el trámite de evaluación ambiental del proyecto, en el que se deberá demostrar la inviabilidad de soluciones alternativas y en el que se deberá analizar si las actuaciones proyectadas afectan a los valores por los que se han designado los espacios de red Natura 2000.

- En el procedimiento de evaluación ambiental deberá quedar demostrado que no se producen afecciones sobre los valores por los que se han designado los espacios de red Natura 2000, o en caso contrario, no se podrán autorizar los proyectos, habida cuenta que no concurren razones imperiosas de interés público de primer orden. Asimismo, deberá consultarse a la Comisión Europea.

- El procedimiento de evaluación deberá someterse al trámite de información pública, y además, cabe solicitar al órgano sustantivo, el Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo de la Junta de Castilla y León en Segovia, la consideración de parte interesada.

Miguel Pérez-Galdós Enríquez de Salamanca

Alcobendas, 8 de diciembre de 2009

jueves, 10 de diciembre de 2009

Montaña: ¿fin de ciclo?


Apasionado de las montañas, Eduardo Martínez de Pisón, tras explicar en este artículo que el modelo de acción territorial del último decenio ha dado sus frutos en forma de dinero fácil y un balance en el que pesan más los defectos que las virtudes, propone una voluntad de respeto y progreso.


Fuente: Artículo de opinión de Eduardo Martínez de Pisón en el Heraldo de Aragón.

Sábado 05 de Diciembre de 2009 21:16

¿EL FINAL DE UN CICLO DE POLÍTICA DE MONTAÑA EN EL PIRINEO?

El patrón de actuación del último decenio en economía territorial ha sido agresivo. Pero este ciclo, que parecía sin límite, ha muerto. El futuro debería ser de otra manera.

Por Eduardo Martínez de Pisón (*)

Lo que querían hacer ya lo han conseguido: han bloqueado en sus estrechos límites el único Parque Nacional de Aragón, han urbanizado todo lo urbanizable, han ampliado las estaciones de esquí derramándolas desde el perfil de las aristas a los valles vecinos y han logrado que incluso en alguna comarca pirenaica sea casi imposible ver un campesino trabajando en el campo. Aunque aún quedan escombros y urbanizaciones paradas a medio construir, detenidas por la congelación repentina del proceso, su llegada al ápice constructor y reconfigurador ha coincidido con los momentos en los que la dilatación desmesurada del globo inmobiliario ha reventado su propio tejido.

Este ha sido su modelo de acción territorial, ha dado sus frutos de dinero fácil y ha dejado sus huellas por todos los paisajes. También ha tenido, en lo referido a esas huellas, algunos paliativos locales y secundarios que no son renunciables, unas veces aparentes y otras constatables, pero en la balanza de los hechos pesan bastante menos las virtudes que los agravios.

Y lo perdido, perdido está, aunque la vanidad de algunos no les permita reconocerlo. Otros, sin embargo, hemos sido testigos de lo descalabrado y podríamos presentar su lista completa. Para quienes hayan obtenido lucro, la práctica de ese modelo durante estos años habrá sido una oportunidad incontinente y, en cambio, sus efectos para la naturaleza, el territorio y los paisajes carentes de protección definida se pueden resumir como un visible quebranto. En cualquier caso, ese patrón en ejercicio al menos ya durante un decenio ha sido prioritariamente un patrón agresivo de actuación en la economía territorial, y evidentemente no un modelo de decidida acción cultural ni ambiental en ese mismo territorio. Tal vez han encontrado lo que buscaban, mover dinero, aunque hayan roto muchos cristales en su galope por el camino. Si buscásemos otra cosa basada en el valor cualitativo de la montaña es seguro que hubieran sido preferibles otros conceptos, distintos objetivos, diferentes métodos.

No es lo mismo un lugar que otro. Todos los lugares tienen su valor, función y sentido, pero son individuos geográficos diversos y no poseen las mismas calidades. A estas alturas de la vida en mi oficio de geógrafo he visto muchos paisajes naturales y unas cuantas montañas, y esa mirada profesional, a la que sumo siempre otra afectiva pero a la que ahora no recurro, me dice con claridad que el Pirineo aragonés es uno de los mejores medios y paisajes de cordillera que haya recorrido y estudiado. Sabiendo esto es mucho más enojoso ver cómo la aplicación del modelo imperante durante el último decenio, posiblemente tan lucrativo pero igualmente tan ciego para los valores ambientales y culturales, se ha llevado por delante tantas cosas que estimaba, porque objetivamente eran estimables. El Pirineo se merecía y requiere hoy otro trato. No se puede actuar en lugares así sin dar la talla, no se pueden aplicar los instrumentos burdos que se han utilizado ni conducir los procesos territoriales de cualquier modo para exclusivos fines rentabilistas, con orejeras para todo lo demás, jugando con el valor del suelo como si tal suelo fuera indiferente o similar al de un arrabal o al de un polígono urbano. No se puede actuar en lugar tan valioso en la cultura y la naturaleza del modo tosco en que se ha hecho, pues ni el paisaje es sólo territorio ni el territorio es sólo solar, ni este gran paisaje es, como se ha pretendido, meramente un gran solar.


Y es que un decenio es mucho tiempo. Incluso puede arrastrar otro peligro: tal vez las nuevas generaciones no conozcan ni puedan evocar los valores naturales, culturales y paisajísticos que los de cierta edad hemos visto disiparse en ese lapso de tiempo reconfigurador y, por lo tanto, no echen de menos lo que se ha ido y piensen que el Pirineo es o ha sido siempre como ahora lo ven y viven, porque las fotos sepias no son referencia completa. Oír además a los que podemos dar testimonio puede tomarse como una tabarra. Lo sé y no quiero caer en ello. Es preciso, pues, mirar hacia delante.

Sin embargo, todo indica que, pese a la terquedad de algunos políticos, gestores y promotores, este ciclo, que parecía una espiral sin límite, ha muerto. Pese a quienes quieren reactivarlo para proseguir su rendimiento, es un ciclo extinguido porque sus circunstancias externas se han hecho jirones. Es decir, que podemos o mejor debemos iniciar otro camino y no sólo distinto, sino opuesto, porque si fuera semejante podría ser hasta peor, ya que en ese trayecto que hemos experimentado no hay límite para lo nocivo. Pues, claro está, también es posible una ruta mejor, un modelo diferente, de mayor entidad y sustancia, que renazca de la negación de obstinarse en volver a los fracasos de esta política territorial, por supuesto en los órdenes natural y cultural, que han sido tan manifiestos que ellos mismos muestran que ese camino se acabó, pero también en los urbanísticos, ostensible por ejemplo en las colonias cerradas o en el balneario con despidos.


Las palabras básicas que me permiten cualificar este modelo nuevo en el que debemos entrar son las de respeto, equilibrio y compatibilidad. Pero primero es preciso conocer. Si se actúa desde la ignorancia y sólo desde la estrategia es imposible aspirar a una política noble. Es preciso saber lo que realmente es el Pirineo y es necesario actuar para que sus valores se guarden y aviven. Además, siempre habrá un conocedor libre en algún bosque o alguna cima que evaluará con derecho propio el nivel de quienes proyectan, deciden y ejecutan, viendo ajustes y desajustes con las calidades de los lugares, que quizá aquellos desconocen. Y pensará, tal vez en contra de lo que éstos dan por supuesto, que el suelo no es sólo solar, que los ríos no son meros canales, ni los busques exclusivamente madera, ni los prados nada más que futuras pistas de patinaje, ni los viejos pueblos espacio reedificable, ni que los dueños de los territorios son también, ni mucho menos, los amos de los paisajes. Porque los paisajes no tiene dueños. Y como afortunadamente queda mucho Pirineo sin Aramón, aún querrá preservar su tranquilidad y sus formas sosegadas, sus silencios y soledades, sus más escondidos lugares, limitando lo perturbado y garantizando lo que debería ser imperturbable.

Por tanto: propongamos un ciclo nuevo de respeto. Una voluntad de política de montaña desde la perspectiva de la naturaleza y la cultura, compatible con la prosperidad que nace de la unión de inteligencia y trabajo, nutrida de lo arraigado, en una montaña tratada como montaña, con todos sus valores y sus más equilibradas posibilidades. Propongamos una fase nueva de compatibilidades entre desarrollo, sociedad, naturaleza, cultura y paisaje, que rectifique los errores del trivial tratamiento periurbano que hemos soportado. Si diversos lugares del campo español están pasando de producir alimentos y materias primas a espacios de ocio urbano, aparte de no tratarse de una ley incontestable, tampoco es el único modo de conducirlo llenar los valles de cemento y de asfalto.


*El autor. Valladolid, 1937. Eduardo Martínez de Pisón es geógrafo, catedrático, investigador de las montañas, en especial el Pirineo. Premio Nacional de Medio Ambiente.

Propuestas para que los senderos contribuyan al desarrollo rural sostenible 11 DE DICIEMBRE DÍA INTERNACIONAL DE LAS MONTAÑAS


Desde la FEDME conmemoran el Día Internacional de las Montañas difundiendo el documento de compromisos y de recomendaciones emanado del Área de Accesos y Naturaleza.

Al igual que en los últimos años, en la FEDME conmemora el Día Internacional de las Montañas difundiendo un documento de compromisos o de recomendaciones emanado del Área de Accesos y Naturaleza. En este año 2009 se ha celebrado el V Seminario de Espacios Naturales Protegidos y Deportes de Montaña. En él, federativos y gestores medioambientales han aprobado un documento sobre “Senderismo y Desarrollo Rural” que contiene, en uno de sus capítulos, una serie de propuestas que orientarán la actuación de quienes desean potenciar el desarrollo rural mediante redes de senderos señalizados. Sirva su difusión como conmemoración del Día Internacional de las Montañas de 2009.


Propuestas para que los senderos contribuyan al desarrollo rural sostenible

La articulación de una red de senderos homogénea en los niveles local, autonómico, estatal e internacional, contribuye de forma eficiente y sostenible al desarrollo rural. De cara a futuras actuaciones, se pueden realizar las siguientes propuestas:

1. Planificar la red de senderos contemplando la estructura de poblaciones de la zona, las comunicaciones y los transportes públicos, así como el necesario mantenimiento que garantice la continuidad del recorrido. Una adecuada planificación y ordenación con las oportunas estrategias de información contribuye a la redistribución y encauzamiento de grupos.

2. Recuperar caminos tradicionales precisa investigar la documentación histórica e inventariarlos, involucrar a los vecinos, entidades locales, organizaciones sociales y empresas, formar equipos multidisciplinares que añadan las distintas perspectivas y atender con rigor las cuestiones de propiedad. Se promoverá la sensibilización de los usuarios sobre la importancia del patrimonio público recuperado, para que sean parte activa a través de campañas o acciones de voluntariado.

3. Construir la red de senderos priorizando la seguridad del senderista, la calidad y la homogeneidad de la señalización con el conjunto de la red estatal, adoptando diseños que sean compatibles con la conservación del patrimonio natural y respetuosos con el paisaje. Es inseparable de la señalización de senderos su divulgación y la realización de controles de calidad.

4. Integrar la recuperación del camino en el contexto de la red viaria supramunicipal. Así los senderos recuperan la tradición de comunicar pueblos, valles y regiones, permitiendo redescubrir las vías históricas de conexión.

5. Difundir entre los senderistas un código de buenas prácticas basado en el respeto a los valores naturales y a la cultura tradicional.

6. Implicar a entidades vecinales y empresas turísticas de la zona para que compartan la iniciativa y los beneficios sociales y económicos, como garantía de futuro.

7. Potenciar la información sobre los senderos homologados en la estrategia de divulgación general de los espacios naturales protegidos y en las oficinas de información de las entidades locales. Todos los soportes divulgativos asociados a un sendero, en la medida de sus posibilidades, promoverán la sensibilización ambiental.

8. Diseñar con especial cuidado los proyectos de senderos en zonas frágiles o en las proximidades de bienes culturales sin protección, contemplando las posibles alternativas. Los protocolos de homologación de las federaciones tendrán en cuenta esta circunstancia.

9. Desarrollar preferentemente el proyecto de senderos homologados a través de la extensa red viaria de caminos públicos que se caracteriza por una utilización libre y gratuita.

10. Establecer marcos de coordinación en la ordenación de la red de senderos de un espacio natural protegido, para promover de forma racional y sostenible dicha red, evitando los impactos negativos sobre el medio y poniendo en valor los positivos. Será conveniente realizar estudios que permitan obtener mayor información sobre las frecuencias de paso y los impactos para establecer medidas correctoras y preventivas.

11. Promover mecanismos que enlacen los planes directores de senderos de la FEDME con las planificaciones y estrategias de las administraciones ambientales, turísticas y de desarrollo rural en las diferentes Comunidades Autónomas, para conseguir una mayor coherencia de acción a medio y largo plazo.

12. Impulsar allí donde sea posible por las características topográficas y técnicas la realización de senderos o tramos adaptados, de acceso universal y para personas con discapacidad.

Fuente: Comité Técnico de Accesos y Naturaleza de la FEDME.

martes, 8 de diciembre de 2009

Un apunte personal sobre la caza


Mis amigos cazadores saben que, aunque yo no cazo, no tengo nada en contra de la caza e incluso creo que es muy útil para el mantenimiento de casi todos los ecosistemas. Siempre, claro está, que la caza se practique respetando las leyes y las costumbres tradicionales de esa actividad.

Pues bien, durante estos días, ya en temporada de caza, he podido comprobar en mis paseos serranos que muy pocos cazadores parecen cumplir la obligación de retirar los cartuchos vacíos y los tacos. Al ser ambos de plástico, ya no son biodegradables y el efecto es malo para el medioambiente y para la belleza de esos parajes.

Si esa obligación se respeta en otros países, ¿por qué se observa tan poco en España?

Venga, amigos, un poco de generosidad con la naturaleza. Seguro que os alegraréis del mínimo esfuerzo que supone recoger los cartuchos y tacos, o por lo menos vuestros hijos y nietos os agradecerán que no les dejéis tanta basura inasimilable.

Tamarón.

martes, 24 de noviembre de 2009

Una buena noticia: descartado el embalse de Guijasalvas sobre el río Moros por su elevado impacto ambiental


Asociación Ecologista Centaurea Apdo. de Correos, 35 40400 El Espinar (Segovia) http://www.centaurea-ae.org/ Registro de Asociaciones de la Junta de Castilla y León: Nº 1.338 COMUNICADO DE PRENSA 24 de noviembre de 2009 Publicada ayer en el B.O.E. la Declaración de Impacto Ambiental negativa DESCARTADO POR SU ELEVADO IMPACTO AMBIENTAL EL EMBALSE DE GUIJASALBAS SOBRE EL RÍO MOROS (SEGOVIA) Centaurea celebra que el Ministerio de Medio Ambiente haya respetado la protección proporcionada a la zona por la Red Natura 2000 de la Unión Europea Centaurea felicita la Resolución de 4 de noviembre de 2009, de la Secretaría de Estado de Cambio Climático, dirigida por Teresa Ribera Rodríguez, publicada ayer en el B.O.E., por la que se formula Declaración de Impacto Ambiental negativa del proyecto “Embalse de Guijasalbas, términos municipales de Valdeprados y Vegas de Matute, Segovia”, promovido por Aguas del Duero S.A. (ACUADUERO), de 3,14 Hm3. La asociación ecologista muestra su satisfacción por el hecho de que el Ministerio de Medio Ambiente haya respetado la protección proporcionada por la Red Natura 2000 de la Unión Europea (entre otras figuras de protección autonómicas) a la zona donde se proyectaba el citado embalse, así como que haya reconocido el amplio conjunto de impactos severos e irreversibles que ocasionaría dicha infraestructura hidráulica, cuya ejecución sería “incompatible con el mantenimiento de las condiciones actuales de la zona de estudio”, como se reconoce en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). En efecto, en la citada Resolución se concluye: “En consecuencia, la Secretaría de Estado de Cambio Climático, a la vista de la Propuesta de Resolución de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental, ha formulado una declaración de impacto ambiental en sentido negativo para el proyecto Embalse de Guijasalbas, términos municipales de Valdeprados y Vegas de Matute (Segovia), concluyendo que dicho proyecto previsiblemente causará efectos negativos significativos sobre el medio ambiente, y considerándose que las medidas previstas por el promotor no son una garantía suficiente de su completa corrección o su adecuada compensación”. La Resolución reconoce que el proyecto supone impactos significativos negativos sobre el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y también Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) “Valles del Voltoya y Zorita” (figuras de la Red Natura 2000) según informe del organismo con competencia en materia ambiental, en el que indica que las actuaciones afectarán negativamente y de forma apreciable a los valores naturales que han motivado la inclusión del área en la Red Natura 2000. Igualmente indica que existen incompatibilidades con lo establecido en el Decreto 114/2003 del Plan de Recuperación del Águila Imperial Ibérica en Castilla y León. Con respecto a la especie Apium repens (apio enano) se considera el proyecto incompatible con los objetivos de conservación establecidos en el Catalogo de Flora Protegida de Castilla y León (Decreto 63/2007). Además, indica que la realización del proyecto anegará un área de una diversidad botánica de excepción viéndose afectadas especies como el bivalvo Unio pictorum (náyade o “mejillón de río”). Finalmente concluye que causará un impacto negativo y apreciable sobre el paisaje y la geodiversidad (la Risca de Valdeprados) cuya preservación es uno de los principios inspiradores de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, de Patrimonio Natural y la Biodiversidad y cuyos elementos son parte ineludible del LIC y ZEPA citado anteriormente. Asimismo, la Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Duero, organismo competente en actividad de policía sobre el Dominio Público Hidráulico, considera la afección del proyecto como muy significativa, siendo algunos de los impactos originados sobre el mismo irreversibles e irrecuperables. Centaurea destaca además que la DIA negativa de este proyecto de embalse permite salvar la Risca de Valdeprados, un espectacular cañón fluvial de unos 30 metros de profundidad y 250 metros de largo y apenas unos pocos metros de anchura, con unos elevados valores geomorfológicos. Desde el punto de vista de la Geología es excepcional en España al estar enclavado en una formación de gneiss. Es el único cañón de ese tipo en Castilla y León, y sólo comparte ese honor en España con otro similar en el río Nuria, en Girona. Se trata de un Lugar de Interés Geológico y por ese motivo se ha solicitado a la Junta de Castilla y León que lo declare Monumento Natural. Mas en detalle, la Evaluación efectuada por el órgano ambiental reconoce que: * los impactos sobre la Hidrología (cambios en la calidad de las aguas de los ríos y del agua embalsada, derivación de las aguas del río Moros, posible contaminación de aguas subterráneas por vertidos, así como los efectos derivados de la presencia de la lámina de agua y sus oscilaciones sobre la edafología, la vegetación, patrimonio e infraestructuras) se consideran como severos y/o significativos. * En relación con los Espacios naturales protegidos. Red Natura 2000 y hábitats de interés comunitario, se considera como impactos severos las afecciones a espacios de interés natural, en concreto a los hábitats de interés comunitario, a la IBA n.º 56 Umbría de Guadarrama, al área sensible de águila imperial ibérica y al LIC y ZEPA “Valles del Voltoya y el Zorita” (Red Natura 2000), así como la posible contaminación por vertidos de la fauna acuática ligada al cauce. * En cuanto a vegetación la incidencia del proyecto también se considera impacto severo debido a la eliminación de la cobertura vegetal necesaria para la preparación del vaso (destacando la eliminación de la especie Apium repens), daños a la vegetación por el tránsito de maquinaria, el acopio de materiales, vertidos incontrolados, etc. * En relación a la fauna: se considera como impacto severo la pérdida de hábitats faunísticos como el del molusco Unio pictorum y la pérdida de zonas de nidificación y alimentación de rapaces por invasión de la lámina de agua y las obras de construcción. Además, se consideran como impacto destacable el producido por el efecto barrera tanto para la fauna acuática como para la terrestre. * Paisaje. El promotor identifica como significativos los siguientes impactos en el paisaje: deforestación por la ejecución de las obras, modificación paisajística por la presencia del embalse, y aparición de la banda árida por las oscilaciones de la lámina de agua. * Medio socioeconómico. La ejecución del proyecto supone una afección al sector primario del ámbito de estudio por la ocupación de suelos dedicados a agricultura, ganadería y explotación forestal, así como la ocupación de suelo catalogado como no urbanizable en la planificación urbanística vigente de cada uno de los municipios afectados, según la normativa vigente de la ley de aguas. * Con respecto al patrimonio histórico, artístico y arqueológico, vías pecuarias, Montes de Utilidad Pública e infraestructuras. La afección sobre el patrimonio cultural por la presencia de la lámina de agua se califica como severo. Además consideran impactos significativos las afecciones a los MUP, a yacimientos, vías pecuarias, y a las infraestructuras y equipamientos de la zona. FIN DE COMUNICADO Para más información, llamar a Carlos Bravo (Centaurea, 616 921 669)

domingo, 22 de noviembre de 2009

Señales

Señales.

En el Debate sobre el Estado de la Región, afirmó la presidenta que se va a «proceder a la aprobación definitiva del Plan de Ordenación de Recursos Naturales de la Sierra de Guadarrama». Lo ha .../...

ANTONIO SÁENZ DE MIERA, Presidente de Amigos del Guadarrama 22-9-2009 05:51:07 ABC

En el Debate sobre el Estado de la Región, afirmó la presidenta que se va a «proceder a la aprobación definitiva del Plan de Ordenación de Recursos Naturales de la Sierra de Guadarrama». Lo ha dicho así, como de pasada y, quizás por eso, su compromiso ha pasado casi desapercibido.

Sin embargo, de confirmarse se trataría de una noticia importante. No será, seguramente, el Plan ideal. Pero la aprobación, después de tantas esperas y vacilaciones, del PORN que abra el camino a la creación del Parque Nacional del Guadarrama supone un paso decisivo para la protección del mayor tesoro paisajístico y natural de Madrid. Es probable que Castilla y León, que ha ido siempre a la zaga en este asunto, recapacite ante esta decisión de Madrid. La vertiente norte de la Sierra no puede quedar fuera, de ninguna manera, de este gran proyecto medioambiental del centro de España.

La otra buena noticia, tan guadarrameña como la anterior, se refiere a la «recuperación» del Puerto de Navacerrada. Era algo absolutamente necesario. La falta de visión, la incuria, la descoordinación y no se cuantas cosa más, se han cebado sobre ese pobre Puerto hasta dejarlo hecho una pena. Tiene razón la presidenta cuando dice que cada vez se acerca allí más gente los fines de semana, pero la verdad es que no se entiende muy bien qué es lo que buscan en aquel paraje desabrido e inhóspito, los que aguantan las largas caravanas que se forman hasta llegar a las Dos Castillas.

Se trata de uno de los lugares peor tratados de la Sierra y es sintomático que la noticia de su recuperación coincida con la de la aprobación del PORN. Puede ser un síntoma de por donde van los proyectos medioambientales de la Comunidad en relación con el Guadarrama. Ojalá lo sea. El verano parece que acaba con las mejores señales.

El primer acto


El primer acto.

ANTONIO SÁENZ DE MIERA 19-11-2009 04:32:15 ABC

La Sierra de Guadarrama será Parque Nacional. Esa es la noticia, la gran noticia, la que tanto tiempo hemos esperado. No colma, seguro, todas las expectativas de todos, pero, al fin, se ha dado un .../...

La Sierra de Guadarrama será Parque Nacional. Esa es la noticia, la gran noticia, la que tanto tiempo hemos esperado. No colma, seguro, todas las expectativas de todos, pero, al fin, se ha dado un paso importante, decisivo para la protección del Guadarrama como conjunto inseparable. La buena nueva se ha presentado en el mejor escenario posible, en ese corazón de la Sierra en el que, como cantó Enrique de Mesa, se puede sentir el latir de la tierra. Un luminoso día de otoño brillante, en el Monasterio del Paular, los presidentes de las Comunidades de Madrid y de Castilla y León han hecho una declaración conjunta para la declaración del Parque Nacional del Guadarrama. La Sierra merecía este consenso.

Ha sido una representación, sí, pero una representación con mensaje. Ha sido el primer acto de una historia que tendrá continuación. El proceso sigue y seguirá. Quedan todavía varios actos por representar y habrá que seguirlos con mirada atenta y crítica. Debemos esforzarnos entre todos, desde los gobiernos y primeros responsables de las Administraciones autonómicas hasta el último o el primer ciudadano, por tratar de que la representación de El Paular tenga contenido y, sobre todo, esté a la altura del escenario en el que se produce. Pero, mientras tanto, no debemos de dejar de expresar satisfacción por el paso. Ahora estamos en otro valle, en otro paisaje. Era necesario. Tendremos que ver donde queremos llegar, a donde nos lleva.

Hace poco más de un año muchos dudábamos de que el Parque Nacional fuera posible. Se pasaba el tiempo y parecía que todo seguía igual. Pero la llegada del nuevo director general de Medio Ambiente reavivó las esperanzas. Desde que ocupó el cargo supo dar la cara y mostró preparación y ganas para desatascar un asunto que se demoraba más de lo razonable. Ahora comprobamos que lo ha logrado y no sería justo que su papel quedara oscurecido por el «glamour» de los primeros actores. Tampoco hay que olvidar a todos los que se han movido y han trabajado por que este primer acto, tantas veces postergado, fuera un hecho. Han sido muchos y no voy a dar nombres pero sí quiero destacar la generosidad de ABC que, a lo largo de años, ha dado cobertura y espacio a los problemas y valores de la Sierra. Ayer fue un gran día. Seguiremos atentos, con la mochila siempre cargada.

CRÓNICA DE LA ENÉSIMA PRESENTACIÓN DEL PARQUE NACIONAL DEL GUADARRAMA


ALGUNAS ALEGRÍAS Y PENAS, PERO POCAS SETAS Y MUCHOS PARQUES, POR LA SIERRA.

Paco Piedra (el vigía desde la sierra)

En la otoñal mañana del miércoles 18 de noviembre de 2009, salí a por setas por la sierra con unos amigos, pero como no había y vimos un cierto revuelo con gran afluencia de personas y automóviles oficiales, que rompían el habitual sosiego del Monasterio de El Paular, en Rascafria, cabecera de ese bello Valle de El Lozoya que sobrevive a caballo entre Madrid y Segovia, descubríamos, no sin sorpresa, que se efectuaba otro acto institucional de presentación sobre un paso más para la consecución de un Parque Nacional en la Sierra de Guadarrama. Pierdo la cuenta de cuantos han sido ya, pues en una década y casi anualmente o con más frecuencia se han realizado actos del más alto nivel para dar a conocer algún trámite mas y promocionar este ya manido proyecto. Posiblemente todavía veremos media docena o más, hasta su total logro y consecución final.

Se dice que algunas obras públicas se han inaugurado o puesto la primera piedra, varias veces, sobre este espacio protegido todavía no nato, deben rondar más de una decena de veces en las que se ha convocado un acto para anunciar algo en principio relevante y que luego no lo ha sido tanto, pues el devenir de los acontecimientos ha desvirtuado las cosas. Nunca un espacio natural a proteger se ha vendido tanto ni antes ni después de nacer, posiblemente la inversión en grandilocuentes discursos institucionales y los surtidos canapés anexos, sea de las mayores registradas hasta el momento en pro de la conservación de la naturaleza. Esperemos que de modo proporcional se le preste igual atención si se llega declarar.

La historia de esta posible protección tiene ya casi un siglo en su primera fase más antigua y una década en su etapa más reciente. Hacia 1923 ya se debatió sobre la posibilidad de la creación de un parque nacional en la Sierra de Guadarrama, de lo cual solo quedaron los Sitios y Monumentos Naturales declarados en el año 1930. Posteriormente en 1999, el Ministerio de Medio Ambiente, por iniciativa del presidente de Organismo Autónomo de Parques Nacionales, Juan Luis Muriel y por inspiración del periodista ambiental, Joaquín Fernández, ordeno a cinco técnicos de este organismo la elaboración de un primer borrador sobre la posibilidad y delimitación de este parque nacional. Esa primera propuesta ya indico su conveniencia, por sus innumerables valores, y planteo zonas a proteger que abarcarían más de treinta mil hectáreas. Esta idea fue retomada, con gran entusiasmo, dos años más tarde por el gobierno de Alberto Ruíz Gallardón en la Comunidad de Madrid. Después de un par de anuncios y declaraciones políticas, en el marco de los cursos de verano de El Escorial, se proclamo la intención realizar un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales y se firmo un convenio de colaboración, en apoyo de lo mismo, con la Junta de Castilla y León.

Es una pena destacar que nunca un parque nacional y casi ningún espacio natural protegido, ha tenido tanta atención, ni han corrido tantas palabras en su alabanza y a la par se han dilatado tanto su estudio y declaración. Como ejemplo contemporáneo y muy cercano, sobre agilidad declarativa, valga el PN de Monfragüe, que en su segunda intentona, adelanto al de la S. de Guadarrama y se tramito en el plazo record de menos de un año.

Mucho y muy mojado papel, posiblemente demasiado, sobre algo que en principio hay consenso general, pues todos los partidos políticos lo han apoyado y llevado de un modo u otro en sus programas electorales, sorprendiendo por ello esas absurdas demoras y la falta de consenso en su logro.

Pero además es cierto que en sus últimas etapas se han dado muchos palos de ciego, con recortes, minusvaloraciones y hasta contradicciones, en las sucesivas revisiones efectuadas en tres ocasiones y que dejan casi del todo desvirtuado el PORN de la vertiente madrileña y el buen trabajo científico-técnico que llevo a cabo el equipo multidisciplinar, tan dignamente liderado por el eminente geógrafo Eduardo Martínez de Pisón.

En todo caso este nuevo paso nos debe dar una cierta alegría desde la perspectiva histórica, dado que por fin se llega a plasmar lo que debía ser una obvia realidad para tener una propuesta conjunta de PN en la S. de Guadarrama, entre las dos regiones afectadas.

Pero también hay muchas dudas y cierta tristeza, por la prolongada dilación, los nuevos plazos y retrasos, que ahora se inician, pues de nuevo esa propuesta deberá ser sometida a información pública, y esperemos que en Madrid si sea esta vez y de verdad un autentico proceso de información con verdadera participación cívica y que todo ello no supongan mas mermas en su extensión y protección, que adulteran las propuestas originales e intenciones iniciales. La buena gestión del medio natural y rural pasa por dar la máxima transparencia y participación democrática a todas las personas que se puedan sentir afectadas. Dada la ineludible vulnerabilidad de los espacios naturales, si no hay una verdadera implicación de las poblaciones habitantes y de los usuarios visitantes, es del todo imposible sacar adelante de modo sostenible ningún espacio natural.

El acto demostró el gran interés que despierta este asunto en la mayoría de la población y en especial en los habitantes de la sierra, contando con la asistencia de innumerables autoridades del más alto nivel, con las presidencias de ambas comunidades autónomas a la cabeza y casi todos los alcaldes serranos de la zona sur, pero muy pocos de la vertiente norte. Se exhibió un buen documental de alta calidad, sobre la Sierra, pero deslucido en pequeños y mal ubicados monitores y con peor audio, menos mal que conseguí una copia para poder disfrutarlo con más tranquilidad en otro momento.

Luego las firmas, los discursos de rigor y la foto de familia, donde sobraba casi la mitad de las gradas. Los medios de comunicación asistentes serian más de un centenar, con media docena de cadenas televisivas y numerosas emisoras de radio. Además de los habituales palmeros y aduladores acompañantes de los políticos, también hubo una nutrida representación de notables y buenas gentes, montañeses y montañeros en su mayoría, que son fervientes defensores de la Sierra, entre los que cabe destacar, Julio Vías, Alvaro Blazquez, Juan Luis Arsuaga, Pedro Heras, Jamie Benyei, Carlos Fernández Ballesteros, Antonio Hacar, Antonio López Lillo, Juan Vielva, Yolanda Aguirre, Juan Antonio Domínguez, Pepe Hurtado, Enrique Hidalgo, Carlos Muñoz Repiso, Isabel Pérez, Eugenio Romero, entre algunos otros, y un servidor, que como siempre, aunque no fue invitado, se auto convido y dio la tabarra en lo que pudo y se le dejo. Es lo que tiene cuando a veces se sale a por setas, y no se encuentran, al final se vuelve a casa cargado de sensaciones e informaciones, tan sabrosas o más, que nos brinda la montaña.

Pero también hubo muy destacadas ausencias, que pueden reflejar algunos fallos en esa propuesta conjunta, pues no acudió nadie de los equipos técnicos y científicos que redactaron los estudios de ambas vertientes y tampoco asistió ningún miembro o representante del Organismo Autónomo de Parques Nacionales, o del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. Estas faltas pueden indicar la ausencia de sintonía de las actuales propuestas con el PORN original y una posible carencia de apoyo o credibilidad en los futuros pasos que se deberán dar en las instancias superiores. Si medimos la credibilidad en este asunto de las instituciones promotoras (CAM y JCyL), hasta esta iniciativa de conjunción estaría en un 20 ó 30 por ciento y ahora puede subir a un 40 ó 50 por ciento, si bien esas ausencias le dan a faltar ese otro 50 % de confianza que deberían alcanzar de algún modo. Decir que desde el antiguo MMA y desde el OAPN, se acudió siempre a los actos y se apoyo con entusiasmo todas las actuaciones, en la etapa inicial.

Se debe hacer notar que ya en su momento se firmo un convenio para coordinar la redacción de los PORN de las dos vertientes serranas por parte de los dos gobiernos regionales y que al parecer ha sido papel mojado pues no se plasmo en nada real y ahora se ha tenido que renovar, de algún modo, y por exigencia formal para llegar a un proceso coherente en la declaración.

Hay que destacar que la falta de una ley autonómica sobre el Medio Natural y la Biodiversidad, en las dos Regiones, que transponga la vigente ley nacional y contemple la declaración y gestión de la figura de protección de un parque nacional en el ordenamiento jurídico y administrativo regional, hace mas complicada esa declaración y sobre todo la futura gestión o al menos su transferencia automática a esas autonomías, hasta que se apruebe y publique adecuadamente, por lo que un buen síntoma de esa aparente voluntad, sería el tramitar cuanto antes esas normativas, que contemplen la figura de un PN. Tal vez si hay más demoras se vuelvan cambiar las leyes y se tenga que empezar de nuevo todo.

En suma lo único destacable y muy de agradecer, que hubo y se obtuvo de este acto, es la decisión conjunta de presentar una propuesta común entre ambas regiones para la declaración de un PN. Tendremos que ver la redacción de ese protocolo y también mirar con el máximo detenimiento como ha quedado la redacción definitiva de los Planes de Ordenación de los Recursos Naturales que ahora se aprueban como concluyentes, después de tantas enmiendas y parches.

También estas aprobaciones, aunque obligadas y abocadas a ello mas tarde o temprano, se pueden ver como una medida sutil y casi maquiavélica que separa la figura de protección principal del resto del PORN y que deja las manos libres para su aplicación, posiblemente sorteando la más que previsible Espada de Damocles de su potencial paralización judicial, avisada por sindicatos y grupos ecologistas, por contravenir algunas normas de rango superior o por sus propias contradicciones internas. Por ende y además, con ello, se llegara al periodo preelectoral autonómico, aprobando esa propuesta en plena precampaña o en la misma campaña electoral y poniendo la patata caliente en manos del Gobierno de España y sea en esas instancias superiores donde se pase la prueba de fuego y se conceda o no un parque nacional, a los castellanos viejos y a los madrileños nuevos. Ojala lleguemos pronto a su trámite parlamentario nacional, donde se mejore, perfeccione, con la aprobación de esta propuesta y por supuesto, a futuros, se componga un buen Patronato con una amplia y democrática representación, que dirija la redacción del Plan Rector de Uso y Gestión, verdadera herramienta y reglamento fundamental de todo espacio protegido, que sirva para demostrar que hay una verdadera voluntad de proteger esta Sierra.

Eso sí con esta aprobación del PORN, ya se pueden declarar las demás figuras de protección de exclusiva competencia y ámbito regional. Posiblemente si hay consenso y buena voluntad, se hacen rápido y bien los deberes, podemos tener un Parque Regional del Sierra de Guadarrama y otras figuras de proyección, en torno al futuro parque nacional, antes de las próximas elecciones. Aunque también y sin ánimo de ser retorcido, ni más torticero de lo debido, pero con esta medida queda abierta definitivamente la posibilidad de un desbloqueo parcial o total de los numerosos planes de ordenación municipal que se encontraban congelados hasta la aprobación de los PORN. Por ello vemos que lo que en principio puede ser un cierto paso adelante, visto con alguna alegría y optimismo, se puede convertir en la apertura de la Caja de Pandora, con un periodo negro de recursos, alegaciones y luchas sin cuartel contra el sin fin de tropelías que algunos intentan hacer con esta Sierra de Guadarrama.

Ojala tengamos ante nosotros un paso importante y en los próximos meses se acelere todo este proceso que por fin ordene y garantice la continuidad de los tan necesarios e inestimables valores que atesora la sierra del Guadarrama.

Como siempre, os espero por los montes.

Desde de la Sierra de Guadarrama, en su cara sur, otoño 2009.

NOTA SOBRE LOS PARQUES EOLICOS

NOTA SOBRE LA SOLICITUD DE CONSTRUCCION DE UN PARQUE EOLICO QUE SE EXTENDERIA A LO LARGO DE LA CARRETERA N.110 DESDE ESPIRDO HASTA PEDRAZA

I.- Antecedentes.-

1.- A finales del mes de agosto el diario “El Adelantado de Segovia”, informaba sobre una solicitud de construcción de un parque eólico en la provincia de Segovia, prácticamente en las estribaciones de la Sierra de Guadarrama, y sobre el que la Delegación de Industria de la Junta de Castilla y León, organismo competente para tramitar el expediente, informaba que no todo lo solicitado seria necesariamente autorizado.

2.- El BOCyL en su edición del 26 de agosto 2009, publicaba nueve anuncios de “Información pública” (Expedientes PE-29/30/31/32/33/34/35/36 y 37) sobre la solicitud de instalación de parques eólicos en distintos municipios de Segovia ( Espirdo, Cubillos, Arahuetes, Valdevacas, El Guijar, Caballar, Sotosalbos, Pelayos del Arroyo, Santiuste de Pedraza, Turegano, Navafria, Collado Hermoso, etc), abriendo un plazo de un mes para que se pudiesen presentar otros proyectos “en competencia”. El plazo ha terminado el 26 de septiembre de 2009., y se ignora si se han presentado otros proyectos concurrentes.

3.- La empresa que presenta las solicitudes es ATENEO DE TECNICAS AMBIENTALES, S.L.

En cada uno de los parques, a los que se bautiza con nombres como Plantío, Lomo Alto, etc., se propone instalar 25 generadores de una potencia de 2.000KW., siendo la potencia total a instalar en cada parque la de 50MW.

En total y si sumamos los nueve parques que se proyectan, entre Espirdo y la zona de Pedraza se construiría una barrera de 225 molinos eléctricos o torres metálicas de unos 80 metros de altura de rotor y con diámetro de rotor de 90 metros (si nos atenemos a lo ya instalado en el parque eólico “La calzada” en el término municipal de Montorio (Burgos). BOCyL nº251, de 30/12/2005).

4.- Ateneo de Técnicas Ambientales, S.L., según su página web, “desarrolla proyectos de estaciones de servicio y parques eólicos” a solicitud de sus clientes. En concreto y citando solo algunos de los servicios ofertados, realizan análisis de recursos eólicos, proyectos básicos de parques eólicos, proyectos constructivos de estos parques, de líneas eléctricas de evacuación y también se ocupan de los tramites de administración.

En consecuencia estamos ante una compañía de servicios que actúa por cuenta de unos clientes, que no se citan en la Información pública aparecida en el B.O.C. y L.

No obstante en la misma página web, entre la relación de clientes para los que han trabajado, se citan dos empresas con interés especifico en parques eólicos: “Energías Renovables F. de la Vega” promotora de parques eólicos y “Iberinco SAU”, empresa de ingeniería de instalaciones eléctricas perteneciente al grupo IBERDROLA.

II.- Efectos, caso de prosperar la solicitud.

1.- A la vista del mapa en el que se indica los lugares en los que se proponen instalar dichos parques, se puede ver la magnitud de la agresión medioambiental que se proyecta.

a) El Parque denominado “Cantera” se construirá a apenas unos centenares de metros de La Lastrilla y teniendo en cuenta la altura de las torres a instalar parece razonable pensar que afectará directamente a la vista que se tenga de Segovia ciudad. Rodeará a Espirdo, Tizneros y La Higuera con 75 molinos eléctricos

b) El parque “Perdices” a su vez rodea Brieva y llega prácticamente hasta La Aldehuela, en Torrecaballeros.

c) Sotosalbos y Pelayos del Arroyo, son los pueblos directamente afectados por los parques “Lomo alto” y “Plantío”.

Lomo alto ocupara todas las alturas entre Sotosalbos y Pelayos, de tal forma que cuando se aproxime el viajero a Sotosalbos proveniente de Segovia por la N-110, se encontrara el paraje de robles y fresnos erizado de molinos eléctricos y el pueblo y la Iglesia románica con su torre, rodeados de una cortina de tales aparatos, que según el plano se situan en la zona denominada El Lomo, a menos de un kilometro del pueblo.

La agresión se completa con el proyectado parque de “Plantío”, que ocuparía todo los altos de las dehesas comunes de Pelayos y llegaría hasta Santiuste de Pedraza, en plena zona del proyectado Parque natural del Guadarrama y también de la Zona ZEPA y LIC de la Sierra de Guadarrama.

d) El parque llamado “Cubillo” estaría en idéntica situación que el Plantío, en plena zona ZEPA; LIC y Parque Natural.

2.- Prácticamente todos los parques se proyectan siguiendo la carretera N-110, bordeándola, estableciendo una verdadera barrera de torres metálicas, a modo de “telón de acero”, que encorsetaría toda esta zona de la Sierra de Guadarrama, bordearía e invadiría partes del proyectado Parque Natural, así cómo las llamadas Zonas de Especial Protección de Aves de la Sierra de Guadarrama (ZEPA) y también los espacios declarados Lugares de Interés Comunitario (LIC) por la Unión Europea.

Téngase en cuenta igualmente, que un parque eólico de esta naturaleza, pues los nueve que se solicitan constituyen claramente un conjunto conlleva, además, el disponer de terrenos no solo para las torres, sino también para los edificios donde instalar las subestaciones eléctricas, el trazado de las líneas de alta tensión y la construcción de caminos especiales por donde llevar las inmensas piezas que luego se ensamblaran a pié de obra para construir las torres; trabajos y edificaciones todas ellas que inciden sobre el paisaje protegido. Normalmente los proyectos que se autoricen, solicitaran la declaración de utilidad pública para poder expropiar los terrenos que fuesen necesarios.

III.-Tramitación y marco legal.-

1.- En esta nota no se pretende realizar un estudio sobre todo el marco legal aplicable, ni sobre la totalidad del procedimiento a seguir, sino solamente sobre alguno de los pasos considerados como esenciales.

2.- Habiendo finalizado el plazo para la presentación de los proyectos en competencia que establece el art.7º del Decreto 189/1997 (finalizó el 26 de septiembre pasado), se abre el plazo de solicitud de informes al Ente Público Regional de la Energía de Castilla y León y posteriormente a los Ayuntamientos afectados ( art.7º,3). Los informes deben ser evacuados en el plazo de un mes, y si no lo hacen se entiende que son favorables.

Después, en un plazo de tres meses, la Dirección General de Industria, Energía y Minas, seleccionara el proyecto que considere idóneo, o se supone que puede rechazar todos. También puede solicitar más informes antes de decidir.

Por tanto, una fase de extraordinaria importancia se desarrolla en el ámbito de la propia Administración, que puede y debe tener en cuenta todos los factores, no solo legales, sino también medioambientales y sociales antes de decidirse a dar el paso de proponer la autorización para un proyecto de esta naturaleza.

Si, como es de esperar, esta agresiva propuesta no es detenida en el propio seno de la Administración, aun cabe actuar a través de los informes de los Ayuntamientos que pueden oponerse, y más tarde por la vía de la Información pública.

A este respecto, el art.8.2 de la anterior norma establece que el expediente seleccionado se presentara a información pública “si fuera el caso”. Es evidente que dada la magnitud del proyecto que se presenta, un total de nueve parques que forman una verdadera unidad de explotación y con el mismo solicitante, debería procederse a cumplir este requisito, lo que normalmente se hace con solicitudes incluso mucho más modestas. Lo contrario sería un verdadero escándalo y motivo de impugnación de todo el proyecto ante los tribunales españoles y si fuese necesario ante las instancias europeas competentes y afectadas.

Además, la empresa solicitante habrá de presentar un informe de impacto ambiental, naturalmente sometido, si fuere necesario, a contradicción.

Uno de los problemas graves de estos parques es el ruido que producen los generadores y por ello se exigen distancias mínimas de los pueblos y viviendas.

No nos extendemos aquí sobre los efectos sobre las aves, el que este en plena zona de pre-parque, invada espacios ZEPA y LIC, etc. Todo ello deberá ser analizado y presentado en el momento oportuno si el proyecto sigue adelante.

IV.- Breves consideraciones finales.-

1.- El Problema que plantea la solicitud que se comenta es lo suficientemente grave en cuanto al impacto ambiental y la transgresión de proyectos y normas, tanto nacionales, autonómicas y comunitarias, como para que la Administración se plantee muy seriamente su viabilidad. De hecho parece ser que las autoridades competentes ya han advertido que una solicitud no es ya una autorización. Veremos.

Lo que está en juego no es solo un capricho de quienes piensan que todo proyecto de esta naturaleza es nefasto. Eso sería injusto y absurdo, pues no cabe la más mínima duda que las energías renovables son una fuente, minoritaria, pero interesante de energía para un país como el nuestro.

La cuestión radica en determinar correctamente las zonas o espacios en que han de instalarse dichos parques con el mínimo daño para la población, el paisaje, el contexto monumental y el potencial de desarrollo de la industria del turismo. Este último factor tiene una especial relevancia en el caso de la Provincia de Segovia, desprovista de industrias importantes, y especialmente en la vertiente norte de la Sierra de Guadarrama, frecuentada por el turismo madrileño, que también potencia la construcción de segundas residencias en los pueblos afectados.

Con buen criterio, la Administración autonómica ha potenciado el turismo rural en la Comunidad Autónoma y especialmente en Segovia. La zona donde se proyecta construir todos esos parque es la preferida por el turismo proveniente de la Capital de España ( el pasado puente del Pilar lo corrobora con las cifras reconocidas unánimemente como muy positivas para Segovia ciudad y todos los pueblos de esta falda norte de la Sierra), que no solo hace visitas cortas, sino que tiende a establecerse en segundas residencias, visitar casas rurales, etc. generando puestos de trabajo y una importante fuente de economía regional basada en un desarrollo realmente sostenible.

Este factor adquiere especial relevancia cuando contemplamos que la ganadería extensiva se extingue poco a poco por la falta de subvenciones y rentabilidad y la agricultura sufre del pago de unos precios que en ocasiones aconseja ni siquiera recoger la cosecha.

2.- ¿Vendrán los mismos turistas? ¿Tendrán el mismo valor las tierras y solares de los pueblos, antes buscados por sus monumentos y paisajes y después rodeados de esas torres metálicas visibles de todas partes?

Los momentos duros de la crisis económica pasaran en un plazo relativamente breve, pero los molinos se quedaran para decenas de años.

Ahora toca informarse del verdadero alcance de iniciativa empresarial, y adoptar las medidas que correspondan.

Álvaro Gil-Robles.

Desde la Sierra, presentación y saludo inicial


Retos y oportunidades de la ladera segoviana de la Sierra de Guadarrama


Este sitio en la red pretende ser también un lugar de encuentro entre cuantos nos preocupamos por el futuro de los parajes más notables de la naturaleza. En concreto, pensamos que el pié de monte septentrional de la Sierra de Guadarrama, en la vertiente segoviana comprendida más o menos entre la A-1 y el Río Viejo, donde hay pueblos como por ejemplo Collado Hermoso, Navafría, Aldealengua de Pedraza, Arcones o Prádena, es una comarca de gran interés natural, y además menos dañada por ahora que otras zonas cercanas donde han abundado más errores de ordenación del territorio.

Creemos que allí, en esa Tierra de Pedraza y su entorno, es posible conseguir un desarrollo sostenible. Somos conscientes de que los montes y dehesas que allí hay son producto del trabajo de muchas generaciones de las gentes de esas comarcas, y sabemos que ese hábitat natural desaparecería, junto con buena parte de su flora y fauna, si se interrumpiese la transmisión entre generaciones, de los saberes y experiencias acumulados durante tanto tiempo.

No se puede, pues, poner en duda el protagonismo de los habitantes de esa región, como tampoco se puede ignorar un hecho evidente en otros muchos lugares del mundo: allí donde se introducen nuevas actividades sin atender a las posibles consecuencias negativas, puede ocurrir que lo malo ahuyente lo bueno. Está claro que nadie va a querer restaurar una casa en un pueblo que va siendo abandonado si cerca de ella ha surgido un vertedero ilegal, o un parque eólico en una zona protegida. El beneficio a corto plazo a veces no es más que miopía.

Todo ello sin olvidar la necesidad ineludible de oponerse a lo peor que le puede ocurrir a una región que aspire al desarrollo sostenible, equilibrado y digno: la corrupción.

Hay mucho que aprender de la manera como en otras partes de España y del extranjero se ha sabido crear riqueza y parar el éxodo del campo introduciendo el factor de calidad en las producciones agroalimentarias. Hoy en día hay etiquetas de gran valor añadido para carnes, miel y otros muchos productos.

Y además, tampoco se puede olvidar que la defensa del medio ambiente y los problemas del cambio climático, que tanto preocupan hoy en día, habrá que empezar a verlos plasmados en la realidad que más cerca tenemos. Otro tanto conviene reflexionar a propósito del necesario cumplimiento de las normas en lo tocante a la construcción: no es casualidad si el respeto de esas normas no sólo no disminuye el valor económico de las propiedades sino que puede aumentarlo. También en este terreno la calidad es más rentable que la falta de calidad.

De todo eso queremos hablar públicamente los abajo firmantes, y también acoger en estas páginas virtuales los comentarios y opiniones de los interesados en estas comarcas castellanas, sin por ello excluir problemas y soluciones tomados de otros lugares similares.

Así es que, amigos y amigas, entren en este sitio y lean y escriban sobre sus preocupaciones y esperanzas.

Carmen Roney

Santiago de Mora-Figueroa, Marqués de Tamarón

Paco Cantó

Carlos Bravo

Antonio Lucio

Julio Vías

Álvaro Blázquez

Pedro Heras

Antonio Sáenz de Miera

Juan-Luis Arsuaga