Este sitio en la red pretende ser un lugar de encuentro entre cuantos nos preocupamos por el futuro de los parajes más notables de la naturaleza. Creemos posible conseguir un desarrollo sostenible. De todo eso queremos hablar los abajo firmantes (*), y también acoger en estas páginas virtuales los comentarios y opiniones de los interesados en estas comarcas castellanas. Así es que, amigos y amigas, entren en este sitio y lean y escriban sobre sus preocupaciones y esperanzas.

domingo, 22 de noviembre de 2009

CRÓNICA DE LA ENÉSIMA PRESENTACIÓN DEL PARQUE NACIONAL DEL GUADARRAMA


ALGUNAS ALEGRÍAS Y PENAS, PERO POCAS SETAS Y MUCHOS PARQUES, POR LA SIERRA.

Paco Piedra (el vigía desde la sierra)

En la otoñal mañana del miércoles 18 de noviembre de 2009, salí a por setas por la sierra con unos amigos, pero como no había y vimos un cierto revuelo con gran afluencia de personas y automóviles oficiales, que rompían el habitual sosiego del Monasterio de El Paular, en Rascafria, cabecera de ese bello Valle de El Lozoya que sobrevive a caballo entre Madrid y Segovia, descubríamos, no sin sorpresa, que se efectuaba otro acto institucional de presentación sobre un paso más para la consecución de un Parque Nacional en la Sierra de Guadarrama. Pierdo la cuenta de cuantos han sido ya, pues en una década y casi anualmente o con más frecuencia se han realizado actos del más alto nivel para dar a conocer algún trámite mas y promocionar este ya manido proyecto. Posiblemente todavía veremos media docena o más, hasta su total logro y consecución final.

Se dice que algunas obras públicas se han inaugurado o puesto la primera piedra, varias veces, sobre este espacio protegido todavía no nato, deben rondar más de una decena de veces en las que se ha convocado un acto para anunciar algo en principio relevante y que luego no lo ha sido tanto, pues el devenir de los acontecimientos ha desvirtuado las cosas. Nunca un espacio natural a proteger se ha vendido tanto ni antes ni después de nacer, posiblemente la inversión en grandilocuentes discursos institucionales y los surtidos canapés anexos, sea de las mayores registradas hasta el momento en pro de la conservación de la naturaleza. Esperemos que de modo proporcional se le preste igual atención si se llega declarar.

La historia de esta posible protección tiene ya casi un siglo en su primera fase más antigua y una década en su etapa más reciente. Hacia 1923 ya se debatió sobre la posibilidad de la creación de un parque nacional en la Sierra de Guadarrama, de lo cual solo quedaron los Sitios y Monumentos Naturales declarados en el año 1930. Posteriormente en 1999, el Ministerio de Medio Ambiente, por iniciativa del presidente de Organismo Autónomo de Parques Nacionales, Juan Luis Muriel y por inspiración del periodista ambiental, Joaquín Fernández, ordeno a cinco técnicos de este organismo la elaboración de un primer borrador sobre la posibilidad y delimitación de este parque nacional. Esa primera propuesta ya indico su conveniencia, por sus innumerables valores, y planteo zonas a proteger que abarcarían más de treinta mil hectáreas. Esta idea fue retomada, con gran entusiasmo, dos años más tarde por el gobierno de Alberto Ruíz Gallardón en la Comunidad de Madrid. Después de un par de anuncios y declaraciones políticas, en el marco de los cursos de verano de El Escorial, se proclamo la intención realizar un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales y se firmo un convenio de colaboración, en apoyo de lo mismo, con la Junta de Castilla y León.

Es una pena destacar que nunca un parque nacional y casi ningún espacio natural protegido, ha tenido tanta atención, ni han corrido tantas palabras en su alabanza y a la par se han dilatado tanto su estudio y declaración. Como ejemplo contemporáneo y muy cercano, sobre agilidad declarativa, valga el PN de Monfragüe, que en su segunda intentona, adelanto al de la S. de Guadarrama y se tramito en el plazo record de menos de un año.

Mucho y muy mojado papel, posiblemente demasiado, sobre algo que en principio hay consenso general, pues todos los partidos políticos lo han apoyado y llevado de un modo u otro en sus programas electorales, sorprendiendo por ello esas absurdas demoras y la falta de consenso en su logro.

Pero además es cierto que en sus últimas etapas se han dado muchos palos de ciego, con recortes, minusvaloraciones y hasta contradicciones, en las sucesivas revisiones efectuadas en tres ocasiones y que dejan casi del todo desvirtuado el PORN de la vertiente madrileña y el buen trabajo científico-técnico que llevo a cabo el equipo multidisciplinar, tan dignamente liderado por el eminente geógrafo Eduardo Martínez de Pisón.

En todo caso este nuevo paso nos debe dar una cierta alegría desde la perspectiva histórica, dado que por fin se llega a plasmar lo que debía ser una obvia realidad para tener una propuesta conjunta de PN en la S. de Guadarrama, entre las dos regiones afectadas.

Pero también hay muchas dudas y cierta tristeza, por la prolongada dilación, los nuevos plazos y retrasos, que ahora se inician, pues de nuevo esa propuesta deberá ser sometida a información pública, y esperemos que en Madrid si sea esta vez y de verdad un autentico proceso de información con verdadera participación cívica y que todo ello no supongan mas mermas en su extensión y protección, que adulteran las propuestas originales e intenciones iniciales. La buena gestión del medio natural y rural pasa por dar la máxima transparencia y participación democrática a todas las personas que se puedan sentir afectadas. Dada la ineludible vulnerabilidad de los espacios naturales, si no hay una verdadera implicación de las poblaciones habitantes y de los usuarios visitantes, es del todo imposible sacar adelante de modo sostenible ningún espacio natural.

El acto demostró el gran interés que despierta este asunto en la mayoría de la población y en especial en los habitantes de la sierra, contando con la asistencia de innumerables autoridades del más alto nivel, con las presidencias de ambas comunidades autónomas a la cabeza y casi todos los alcaldes serranos de la zona sur, pero muy pocos de la vertiente norte. Se exhibió un buen documental de alta calidad, sobre la Sierra, pero deslucido en pequeños y mal ubicados monitores y con peor audio, menos mal que conseguí una copia para poder disfrutarlo con más tranquilidad en otro momento.

Luego las firmas, los discursos de rigor y la foto de familia, donde sobraba casi la mitad de las gradas. Los medios de comunicación asistentes serian más de un centenar, con media docena de cadenas televisivas y numerosas emisoras de radio. Además de los habituales palmeros y aduladores acompañantes de los políticos, también hubo una nutrida representación de notables y buenas gentes, montañeses y montañeros en su mayoría, que son fervientes defensores de la Sierra, entre los que cabe destacar, Julio Vías, Alvaro Blazquez, Juan Luis Arsuaga, Pedro Heras, Jamie Benyei, Carlos Fernández Ballesteros, Antonio Hacar, Antonio López Lillo, Juan Vielva, Yolanda Aguirre, Juan Antonio Domínguez, Pepe Hurtado, Enrique Hidalgo, Carlos Muñoz Repiso, Isabel Pérez, Eugenio Romero, entre algunos otros, y un servidor, que como siempre, aunque no fue invitado, se auto convido y dio la tabarra en lo que pudo y se le dejo. Es lo que tiene cuando a veces se sale a por setas, y no se encuentran, al final se vuelve a casa cargado de sensaciones e informaciones, tan sabrosas o más, que nos brinda la montaña.

Pero también hubo muy destacadas ausencias, que pueden reflejar algunos fallos en esa propuesta conjunta, pues no acudió nadie de los equipos técnicos y científicos que redactaron los estudios de ambas vertientes y tampoco asistió ningún miembro o representante del Organismo Autónomo de Parques Nacionales, o del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. Estas faltas pueden indicar la ausencia de sintonía de las actuales propuestas con el PORN original y una posible carencia de apoyo o credibilidad en los futuros pasos que se deberán dar en las instancias superiores. Si medimos la credibilidad en este asunto de las instituciones promotoras (CAM y JCyL), hasta esta iniciativa de conjunción estaría en un 20 ó 30 por ciento y ahora puede subir a un 40 ó 50 por ciento, si bien esas ausencias le dan a faltar ese otro 50 % de confianza que deberían alcanzar de algún modo. Decir que desde el antiguo MMA y desde el OAPN, se acudió siempre a los actos y se apoyo con entusiasmo todas las actuaciones, en la etapa inicial.

Se debe hacer notar que ya en su momento se firmo un convenio para coordinar la redacción de los PORN de las dos vertientes serranas por parte de los dos gobiernos regionales y que al parecer ha sido papel mojado pues no se plasmo en nada real y ahora se ha tenido que renovar, de algún modo, y por exigencia formal para llegar a un proceso coherente en la declaración.

Hay que destacar que la falta de una ley autonómica sobre el Medio Natural y la Biodiversidad, en las dos Regiones, que transponga la vigente ley nacional y contemple la declaración y gestión de la figura de protección de un parque nacional en el ordenamiento jurídico y administrativo regional, hace mas complicada esa declaración y sobre todo la futura gestión o al menos su transferencia automática a esas autonomías, hasta que se apruebe y publique adecuadamente, por lo que un buen síntoma de esa aparente voluntad, sería el tramitar cuanto antes esas normativas, que contemplen la figura de un PN. Tal vez si hay más demoras se vuelvan cambiar las leyes y se tenga que empezar de nuevo todo.

En suma lo único destacable y muy de agradecer, que hubo y se obtuvo de este acto, es la decisión conjunta de presentar una propuesta común entre ambas regiones para la declaración de un PN. Tendremos que ver la redacción de ese protocolo y también mirar con el máximo detenimiento como ha quedado la redacción definitiva de los Planes de Ordenación de los Recursos Naturales que ahora se aprueban como concluyentes, después de tantas enmiendas y parches.

También estas aprobaciones, aunque obligadas y abocadas a ello mas tarde o temprano, se pueden ver como una medida sutil y casi maquiavélica que separa la figura de protección principal del resto del PORN y que deja las manos libres para su aplicación, posiblemente sorteando la más que previsible Espada de Damocles de su potencial paralización judicial, avisada por sindicatos y grupos ecologistas, por contravenir algunas normas de rango superior o por sus propias contradicciones internas. Por ende y además, con ello, se llegara al periodo preelectoral autonómico, aprobando esa propuesta en plena precampaña o en la misma campaña electoral y poniendo la patata caliente en manos del Gobierno de España y sea en esas instancias superiores donde se pase la prueba de fuego y se conceda o no un parque nacional, a los castellanos viejos y a los madrileños nuevos. Ojala lleguemos pronto a su trámite parlamentario nacional, donde se mejore, perfeccione, con la aprobación de esta propuesta y por supuesto, a futuros, se componga un buen Patronato con una amplia y democrática representación, que dirija la redacción del Plan Rector de Uso y Gestión, verdadera herramienta y reglamento fundamental de todo espacio protegido, que sirva para demostrar que hay una verdadera voluntad de proteger esta Sierra.

Eso sí con esta aprobación del PORN, ya se pueden declarar las demás figuras de protección de exclusiva competencia y ámbito regional. Posiblemente si hay consenso y buena voluntad, se hacen rápido y bien los deberes, podemos tener un Parque Regional del Sierra de Guadarrama y otras figuras de proyección, en torno al futuro parque nacional, antes de las próximas elecciones. Aunque también y sin ánimo de ser retorcido, ni más torticero de lo debido, pero con esta medida queda abierta definitivamente la posibilidad de un desbloqueo parcial o total de los numerosos planes de ordenación municipal que se encontraban congelados hasta la aprobación de los PORN. Por ello vemos que lo que en principio puede ser un cierto paso adelante, visto con alguna alegría y optimismo, se puede convertir en la apertura de la Caja de Pandora, con un periodo negro de recursos, alegaciones y luchas sin cuartel contra el sin fin de tropelías que algunos intentan hacer con esta Sierra de Guadarrama.

Ojala tengamos ante nosotros un paso importante y en los próximos meses se acelere todo este proceso que por fin ordene y garantice la continuidad de los tan necesarios e inestimables valores que atesora la sierra del Guadarrama.

Como siempre, os espero por los montes.

Desde de la Sierra de Guadarrama, en su cara sur, otoño 2009.

1 comentario:

  1. Sabéis que en los presupuestos de la CAM, para el año que viene no hay ni un céntimo asignado para El PN, ni para ninguno de los posibles espacios a proteger que marca el PORN y además se reducen sustancialmente las partidas de los actuales espacios protegidos. Bueno era de esperar, pues seguro que no aspiran a que se culmine tan “pronto”, un proceso que parece gustar de la parsimonia y goza de la abulia en demasía. Aunque yo sigo en mi línea de intentar despolitizar todo lo posible este tema, con textos moderados y comentarios algo sarcásticos o jocosos e intentado respetar y presuponer la “inocencia” de los actuales promotores, los indicios continúan haciendo que todo ello siga en un “limbo” jurídico administrativo, pues no es público ni nadie conoce el texto firmado por las dos Comunidades, no se ha publicado en el BOCAM, el PORN definitivo de Madrid, y tampoco se sabe nada de nada del PORN de CyL. Todo un catalogo de obscurantismo o miedo a no se sabe muy bien que. O alguno de vosotros sabe algo y se calla.
    Escuche, que un Ayuntamiento ha demandado a la CAM porque un acuerdo del Consejo de Gobierno lleva sin publicarse y sin poder ser efectivo más de seis meses. Si es que las prisas son muy malas compañeras y además así cuando se aprueba algo, para que hacerlo efectivo, si ya con la foto nos vale, o de que van.

    ResponderEliminar

Hacemos moderación en la publicación de los comentarios solo a efectos de mejorar la comunicación, sin corregir nada de lo expuesto y así lo mantendremos si se hacen con educación y autocontrol. Se ruega apliqueis el sentido comun y el buen ejercicio de la libertad de expresión.