Este sitio en la red pretende ser un lugar de encuentro entre cuantos nos preocupamos por el futuro de los parajes más notables de la naturaleza. Creemos posible conseguir un desarrollo sostenible. De todo eso queremos hablar los abajo firmantes (*), y también acoger en estas páginas virtuales los comentarios y opiniones de los interesados en estas comarcas castellanas. Así es que, amigos y amigas, entren en este sitio y lean y escriban sobre sus preocupaciones y esperanzas.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Horrores


Artículo de Antonio Sáenz de Miera publicado ayer, 8 de Diciembre, en ABC:


Existe una fundación que se dedica a identificar y premiar diez horrores y diez buenas prácticas en Madrid. No deja de sorprendernos el increíble número de fundaciones que surgen y la variedad de temas a los que se dedican. Nos gustarán más o menos, pero, esto es, en sí mismo, un buen síntoma de la vitalidad de nuestra sociedad. Fijarse en los horrores y en las buenas prácticas me parede una idea feliz para empezar a retratarnos por lo que somos realmente. El problema surgirá cuando unos consideren un horror lo que otros sólo vean como una buena práctica. Y viceversa. Pero por algún lado habrá que empezar.

Me sorprendió cuando leí el veredicto del jurado en esta convocatoria, que el número uno de los horrores haya recaído en un acontecimiento que yo creía ya afortunadamente caducado: el de la subida de la Vuelta Ciclista a España a una cumbre del Guadarrama. Me había propuesto no volver a hablar de ese asunto malhadado y de tan ingrato recuerdo, pero no tengo más remedio que reconocer que el hecho de que esta fundación le haya dado, ya a toro pasado, el Premio Gordo de los horrores me ha llenado de satisfacción.

¿Se habrán enterado los de la Comunidad, me pregunté al leer la noticia? Dije que no iba a volver a hablar de vueltas ciclistas, ni del circo que se montó en uno de los lugares más simbólicos de la Sierra, y aquí me tienen, erre que erre. Me lo han puesto en bandeja los amigos de esta fundación. Soy incorregible. Aquello fue, se mire por donde se mire, un horror. Sé que los horrores, es decir, todo aquello que hiere ferozmente nuestra sensibilidad y nuestra inteligencia, nos llaman más la atención, tienen mejor prensa que las buenas prácticas. Quiero creer, también, que de los horrores se aprende. No volvamos a caer en ellos.


Antonio Sáenz de Miera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hacemos moderación en la publicación de los comentarios solo a efectos de mejorar la comunicación, sin corregir nada de lo expuesto y así lo mantendremos si se hacen con educación y autocontrol. Se ruega apliqueis el sentido comun y el buen ejercicio de la libertad de expresión.