Este sitio en la red pretende ser un lugar de encuentro entre cuantos nos preocupamos por el futuro de los parajes más notables de la naturaleza. Creemos posible conseguir un desarrollo sostenible. De todo eso queremos hablar los abajo firmantes (*), y también acoger en estas páginas virtuales los comentarios y opiniones de los interesados en estas comarcas castellanas. Así es que, amigos y amigas, entren en este sitio y lean y escriban sobre sus preocupaciones y esperanzas.

viernes, 18 de febrero de 2011

A dos pasos del parque


Reproducimos el artículo de Antonio Sáenz de Miera publicado hoy en ABC:


A dos pasos lo tenemos. Sí, porque, sin lanzar todavía las campanas al vuelo, podemos pensar que la creación del Parque Nacional de las Cumbres de la Sierra de Guadarrama está ya al alcance de la mano. El proyecto aprobado ayer por la Comunidad de Madrid, consensuado con la Junta de Castilla y León, para la creación en la región del primer Parque Nacional de su historia debe de constituir una noticia relevante para todos los madrileños. Después de mucho tiempo se abre una vía a una vieja aspiración que se remonta a 1923 cuando en el diario El Sol la Sociedad Peñalara lanzó la primera iniciativa para la creación del Parque.

Con este Plan no se satisfacen todas las expectativas, es cierto, pero con él cambiaremos de valle, pasaremos a otro nivel de exigencia, y eso, en sí mismo, es bueno. Aunque se producen avances significativos (se ha aumentado en 2000 hectáreas la superficie protegida y se han eliminado estrangulamientos y estrechamientos territoriales en las áreas del Parque) la regulación aprobada sigue siendo, a juicio de los expertos, manifiestamente mejorable. No hay que perder la esperanza de que a estas mejoras contribuya su paso por la Asamblea de Madrid y, en última instancia, por las Cortes Generales. Pero el mayor problema podría aparecer en el trámite intermedio, es decir, en el de su obligada aprobación por el Ministerio de Medio Ambiente.

En este sentido, las dudas expresadas recientemente por un alto cargo de este Ministerio sobre la viabilidad del proyecto, cuando todavía no se conocía su versión final, no constituyen un buen presagio. El riesgo de «politización» de este asunto, más aún en vísperas electorales, es patente. Y debería evitarse a toda costa. Por favor, no hagamos demagogia, hagamos entre todos un ejercicio de contención y mesura. El Parque está ya a dos pasos: no perdamos la ocasión de empezar este camino con buen pie.


Antonio Sáenz de Miera.