Este sitio en la red pretende ser un lugar de encuentro entre cuantos nos preocupamos por el futuro de los parajes más notables de la naturaleza. Creemos posible conseguir un desarrollo sostenible. De todo eso queremos hablar los abajo firmantes (*), y también acoger en estas páginas virtuales los comentarios y opiniones de los interesados en estas comarcas castellanas. Así es que, amigos y amigas, entren en este sitio y lean y escriban sobre sus preocupaciones y esperanzas.

sábado, 25 de junio de 2011

Ascensión al Pico del Nevero: Paisajes y glaciares de otros tiempos

Publicado en Agenda Viva nº 24, en digital: http://www.agendaviva.com/que_hacer/Con-tu-tiempo/recomendaciones/Ascensi-n-al-Pico-del-Nevero-P

Proponemos para los cálidos días del verano la subida a una montaña, a la sombra de los pinares por su fresca cara norte, con un sugerente nombre que nos anima a huir de los tórridos calores urbanos.

Si la cumbre de Peñalara es la reina del Guadarrama, el Pico del Nevero es el rey del Valle del Lozoya y de los Montes Carpetanos. Desde su cumbre, divisoria de las cuencas hidrográficas del Tajo y el Duero, podemos admirar paisajes casi del Medievo tanto hacia Madrid, como hacia Segovia.

El Pico del Nevero, con sus 2.209 metros sobre el nivel del mar, es el tercer vértice más alto de los Montes Carpetanos, solo detrás de la mencionada Peñalara y el Risco de los Claveles. El camino que proponemos no entraña ningún riesgo, si bien tiene un cierto desnivel, unos 435 metros, pero casi sin dificultad, por una pista bien marcada hasta alcanzar la cuerda cimera.

Sugerimos en todo caso hacer el recorrido con el tranquilo paso de los ancianos, para alcanzar la cumbre y disfrutar de los paisajes con el ánimo alegre y el espíritu curioso de los niños. Como es una ruta de iniciación, todos pueden hacerla sin problemas.

 
En su entorno podemos observar formaciones rocosas cinceladas por los hielos que cubrieron casi toda Europa en las eras glaciares. En sus inmediaciones existió una lucrativa explotación de nieve hasta el invento del hielo artificial.

Es esta cumbre un lugar poco conocido; siendo una de las más altas del Guadarrama, podemos decir que es una cumbre íntima, sin el bullicio y trasiego de otros lugares serranos. Con seguridad que podremos divisar muy de cerca buitres negros y leonados u otras aves rapaces de gran tamaño.

imagen Valle del Lozoya
La ruta discurre por diversos estratos vegetales; pinares, piornales, pastos de altura, avistando singulares formaciones geológicas de origen glaciar, lagunas, morrenas y circos rocosos con sosegados biotopos lacustres, todo ello de innegable valor pedagógico. Pero no hay que menoscabar los extensos paisajes que podemos divisar: el Valle del Lozoya, el Embalse de Pinilla, las montañas más relevantes de la Sierra de Guadarrama, Peñalara y Cuerda Larga, estarán al alcance de nuestra vista.


Por la zona abundan restos de la última guerra, parapetos, peligrosos restos de alambradas de espinos o montones pedregosos y antiguos nidos de ametralladoras que defendían el Puerto de Navafría.
 
Cabe destacar el aprovechamiento forestal de los pinares, que podemos constatar con las “claras” y “sacas” que veremos por el camino y los rebaños de vacas y caballos que pastan por la zona, ayudando a mantener limpios los bosques y favoreciendo el equilibrio de estos ecosistemas.
La ruta comienza en el mismo Puerto de Navafría (1.773 m), junto a un refugio, acondicionado para atender en invierno la práctica de modalidades de esquí sin remontes.

Se puede aparcar en diversos puntos del puerto, pero no hay mucho espacio.

Ascender a una cumbre, es sumergirnos en su geografía y hacer nuestro su paisaje; es reinterpretar a cada paso que damos, en cada parada que hacemos, las piedras, los árboles, los musgos, los prados, los olores, los sonidos, las luces, las sombras…, integrándolos en nuestra memoria, para nuestro solaz y disfrute, aun cuando pase el tiempo y ya estemos lejos de ellos.
 
Comenzaremos a caminar por una pista ancha bien conservada, casi horizontal y entre pinos.

A unos 2 km hay un mirador llamado Navalcollado, con estupendas vistas de todo el entorno del puerto. Debajo del mirador hay un pequeño resguardo que nos puede valer en caso de tormenta. Poco después tomamos a la izquierda un desvío, en sentido Suroeste, dejando la pista principal. En seguida hay otra bifurcación y de nuevo se toma el camino de la izquierda, por otra pista forestal secundaria, y donde comenzamos la verdadera subida.

A medida que ascendemos, la pista se difumina a la par que las últimas repoblaciones, pero seguiremos, ahora a la derecha entre praderas y pedreras, hasta alcanzar la divisoria de aguas y la cornisa de cumbres.

 Estamos aquí a 2.000 m de altitud. Pudiendo observar la panorámica de Somosierra y las Sierras de Ayllón y del Rincón, hacia el Norte. Al poco llegamos a un promontorio llamado Alto del Puerto y desde allí por la cuerda, tomamos el PR-32, hacia el Oeste, cruzando terrenos yermos, casi sin vegetación, por las extremas condiciones de estas alturas, salvo un ralo tapiz herbáceo y arbustivo; siguiendo una ruta ya más suave, veremos el vértice geodésico del Pico, al cual llegaremos sin pérdida posible.



La imagen del Macizo de Peñalara, desde esta cumbre, es la mas completa y alpina. Pero también podemos ver toda la Cuerda Larga, el Pico Tres Provincias, el Pico del Lobo, la Peña de La Cabra, El Ocejón y otras cimas. No debemos dejar de observar en nuestro entorno más cercano, hacia el Sudeste las Hoyas de la Pinilla, circo de origen glaciar en cuyo fondo se pueden ver las lagunas en las que nace al arroyo de Piedras Blancas.

Para el descenso iremos de nuevo por la cresta hasta el Alto del Puerto, y allí optaremos por volver por donde vinimos o bajar en dirección Este, casi en directo por un cortafuego, junto a los mojones que dividen las provincias de Madrid y Segovia, hasta el puerto. Todo este trayecto es bastante pendiente, muy pedregoso y erosionado.

Mencionar, por último, que toda esta zona está incluida dentro de la última propuesta de Parque Nacional de las Cumbres de la Sierra de Guadarrama, por sus cuantiosos y valiosos valores, por lo que tendrá garantizada su conservación y disfrute para generaciones venideras.
FICHA TÉCNICA
✔ Dificultad: media
✔ Señalización: media, con hitos montañeros y a tramos con marcas del PR-32.
✔ Longitud: de 8 a 10 km.
✔ Desnivel: 435 m.
✔ Duración: de 3 a 4 h.
✔ Cotas principales: Puerto de Navafría (1.774 m), Pico del Nevero (2.209 m).
✔ En digital:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1664371

✔ Precauciones: es muy recomendable usar botas o calzado fuerte; sólo hay agua en el puerto, no realizar la ruta con niebla, tormentas, o mal tiempo. En otoño puede haber cacerías.

 Texto y fotos: Paco Cantó Portillo fcantop@gmail.com